EL VERDUGO

-Qué tal, Chirola?
-Guien…
-Sabe, siempre quise pedirle algo. Por una cosa o por otra lo fui posponiendo, yo no sabía cómo me lo iba a tomar…
-Qué ej, igamé.
-Un autógrafo.
-Un aucógrajo?
-Sí, un autógrafo. Es que después de tantos años de trabajar juntos uno se va acostumbrando, va dando cosas por sentado, y el otro día pensando me di cuenta de que lo admiro profundamente.
-Me amira crojundamenque?
-Sí, Chirola.
-Aah… Y güeno… Ji Ejo lo haje jelij.
-Me haría muy feliz.
-Éme una laquijera, Chajman.


BANG! BANG! BANG! BANG! BANG!


-Chapman, con P. Nunca supiste decirlo bien.

1 comentario:

L·3Na dijo...

jajajajajajajaja...y más jajajajajaja!!! me encantó!!!